Aire Acondicionado_Jucar Instalaciones
Ahora más que nunca necesitas un soplo de aire fresco
agosto 3, 2020
Calidad Aire
El aire que respiramos afecta a nuestra calidad de vida
octubre 13, 2020
Mostrar todo

La importancia de una rápida prevención de COVID19 en Geriátricos y Centros de día a través de Sistemas de Detección de Temperatura basados en Inteligencia Artificial

Geriatricos, combatir coronavirus

Desde la aparición del Coronavirus (COVID-19) nos ha cambiado la vida cotidiana radicalmente. En algunos lugares, como geriátricos, residencias y centros de día, esta pandemia ha golpeado duramente. Por este motivo, dicho sector ha sido el que más rápido ha dado respuesta a esta situación, poniendo en marcha medidas de prevención para luchar contra la COVID-19, lo que conlleva  una importante inversión económica.

En la actualidad, los centros de mayores, se están preparando para combatir una segunda oleada del virus, de la forma más eficiente y eficaz posible. Al uso de mascarillas, geles hidroalcohólicos, restricciones, se une la medición de febrícula a sus usuarios para una detección precoz de la entrada del virus en sus centros.

En JUCAR Instalaciones, nos preocupa la situación por la que están pasando la sociedad, por ello, trabajamos diariamente para poder aportar nuestro granito de arena a la lucha contra la COVID-19. 

De este modo, hemos incorporado nuevos servicios para facilitar a este tipo de empresas su adaptación a la “nueva normalidad” que nos ha tocado vivir. Entre estos nuevos servicios, se encuentran Sistemas de Detección de Temperatura Corporal para lograr anteponerse ante la posible entrada de nuevos casos de Covid en los centros. Para ello, se deben tomar las medidas recomendadas por las autoridades sanitarias, entre las que se encuentra medir  la temperatura de los usuarios de residencias, como clave para una detección precoz del coronavirus. 

Nuestro Sistema de Detección de Temperatura Corporal se caracteriza por ser un sistema menos invasivo que la toma de temperatura a través de un termómetro de infrarrojos manual como se viene realizando en estos centros. Consiste en la detección precoz de fiebre a través de Cámaras Termográficas colocadas en puntos estratégicos de geriátricos, residencias y centros de día, estratégicamente colocados en lugares como el comedor, centro de actividades, sala de estar y zonas comunes. En el tiempo que los usuarios están en estas zonas se realizan decenas de mediciones de fiebre automáticas, sin alterar sus jornadas habituales y de forma no invasiva. De este modo, se evita tener que tomar la temperatura de forma personal y manual, con el respectivo riesgo de contagio que conlleva. Esto permite al geriátrico destinar recursos humanos a otras labores de mayor importancia en el cuidado de nuestros mayores.

Además, el sistema de detección de fiebre también permite controlar los accesos, pudiendo hacer un seguimiento de las entradas que se producen diariamente en los centros, e incluso detectar si alguien no lleva puesta la mascarilla obligatoria. Los datos obtenidos por el sistema de detección de fiebre basado en inteligencia artificial se pueden almacenar y registrar a través de un sistema de Big Data, de modo que mediante la gestión de dichos datos la empresa se pueda anticipar ante cualquier foco de contagio. 

El acceso a los datos almacenados en el sistema BigData se realiza mediante un software de Prevención Covid diseñado por nuestros ingenieros, para garantizar que dichos datos puedan ser consultados y gestionados por los responsables del área de Covid de cada entidad. Así mismo, permite hacer un seguimiento para detectar posibles brotes de forma inmediata gracias a un sistema de alerta que posee. 

La versatilidad y sencillez del manejo del sistema permite que una misma persona encargada pueda gestionar varios centros al mismo tiempo a través del panel de control del mismo, proporcionando informes semanales de seguimiento incluso a los familiares de los residentes para su mayor tranquilidad. 

Este producto funciona mediante inteligencia artificial, lo que hace que una cámara de infrarrojos detecta directamente la frente de los usuarios, evitando de este modo distorsiones en los datos, como por ejemplo portar objetos o alimentos calientes.

La importancia de una detección precoz en estos centros es imprescindible debido al pronto diagnóstico y por tanto, pueden ser aislados y trasladados a hospitales o centros de salud y evitar el contagio. Lo que convierte el Sistema de Detección de Fiebre basada en Inteligencia Artificial y Control de Accesos en una alternativa sencilla y eficaz para geriátricos, centros de día y residencias.